Novedades:
Cargando...
Pablo Alfonso / Martí Noticias / Noviembre 14, 2017

La petición auspiciada por el grupo #NoSomosDesertores #SomosCubanosLibres está alojada en el sitio change.org, donde los interesados pueden suscribirla.

Profesionales cubanos de la salud que abandonaron sus respectivos trabajos en el exterior, donde fueron enviados bajo contrato por entidades estatales cubanas con gobiernos extranjeros, han emitido un documento en el cual denuncian que han sido privados de sus derechos por esa decisión.

El documento elaborado para reunir firmas de los casi 6,000 profesionales de la salud y otras ramas, residentes en el exterior tras abandonar sus misiones, explica que “aceptamos al llamado, siguiendo un mismo sueño de libertad con el anhelo de un futuro mejor y más próspero para nuestras familias”.

"Hemos sido objeto de esclavitud moderna por parte del gobierno de Cuba, condenándonos al denominarnos desertores; castigándonos por 8 años sin tener contacto con nuestros familiares y adjudicarse nuestro salario depositado en Cuba", subraya la denuncia.

"Nos presentamos ante esta audiencia y el Comité Internacional de Derechos Humanos para denunciar la ultrajante situación a los que somos sometidos los profesionales de la salud y otras áreas en las mal llamadas misiones del gobierno cubano y su supuesta solidaridad con otros países", agrega.

La denuncia, fechada en Washington el 13 de noviembre, está dirigida a la Corte Interamericana de los Derechos Humanos en San José de Costa Rica, a la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos en Washington, al Papa Francisco, al Presidente de Colombia Juan Manuel Santos, a la Organización de Estados Americanos y a la Organización de Naciones Unidas.

La petición auspiciada por el grupo #NoSomosDesertores #SomosCubanosLibres está alojada en el sitio change.org, donde los interesados pueden suscribirla.

Los firmantes lamentan la decisión del gobierno cubano de prohibirles la entrada al país en un plazo no menor de 8 años, a quienes abandonaron sus respectivos trabajos porque, según afirman, ignoraban “las condiciones infrahumanas a las que estaríamos expuestos durante esa etapa de nuestras vidas, motivos por los cuales decidimos renunciar a las misiones médicas en que nos encontrábamos trabajando fuera del territorio nacional”.

“Denunciamos que nos mal llamen "Desertores", cuando ninguno de nosotros somos militares ni consideramos labor política nuestro desempeño en estos países; nuestra labor en las misiones médicas es y debe ser de carácter humanitario, así como la razón que hoy nos une para reclamar el derecho que nos permita entrar a Cuba y ver a nuestros familiares y que se elimine esta arbitraria medida”, afirma la petición.

Asimismo la declaración lamenta la decisión tomada por la Administración Obama, que tras restablecer relaciones diplomáticas con el gobierno cubano en 2014, canceló el Programa de Parol de Profesionales Cubanos de la Salud, (CMPPP, por sus siglas en inglés), “el único aliciente que nos permitía trabajar y vivir como personas dignas”.

(Redacción Pablo Alfonso, con información de redes sociales)
 

Primer y último joven que muere intentando cruzar el muro de Berlín


Carlos Ojeda / Martí Noticias / Noviembre 09, 2017 

El cantante Nino Bravo interpreta la canción "Libre" dedicada a la primera víctima que muere en su intento de cruzar el muro de Berlín.

No había transcurrido un año de la construcción del muro de Berlín y ya los jóvenes alemanes de la llamada República Democrática, RDA soñaban con alcanzar la libertad desafiando la estricta vigilancia a una frontera que dividía Alemania.

Peter Fechter con solo 18 años fue la primera víctima intentando cruzar el muro de Berlín, muere el 17 de agosto alcanzado por disparos de guardias que custodiaban el muro.



El plan consistía en esconderse en un taller de carpintería cerca del muro, para observar el movimiento de los guardias desde allí y poder saltar desde una ventana en el momento adecuado hasta el llamado corredor de la muerte (una franja de tierra entre el muro principal y un muro paralelo que recientemente se había empezado a construir) y correr por el mismo hasta una pared cercana a Checkpoint Charlie, en el distrito de Kreuzberg en Berlín occidental.

Cuando intentó escalar el muro, los guardias de la Deutsche Grenzpolizei dispararon. Aunque Kulbeik logró atravesar el muro, Fechter fue alcanzado en la pelvis, a la vista de cientos de testigos. Él cayó de nuevo hacia el corredor de la muerte del lado este, donde quedó a la vista de la gente situado en el lado occidental, entre la cual se incluían periodistas.



A pesar de sus gritos, según testigos, no recibió ayuda médica, del lado Occidental solo pudieron tirarle un botiquín pero no sirvió de mucho, Peter se desangraba hasta morir aproximadamente una hora más tarde.

Casi una hora duró la agonía del joven ante la vista impotente de ambos lados de la frontera. Poco después manifestantes gritaba asesinos a los guardias desde el lado Oeste de la frontera.

Diez años más tarde surge la canción “Libre” interpretada por el cantante español Nino Bravo y compuesta por José Luis Armenteros y Pablo Herreros.

Tiene casi veinte años y ya está
cansado de soñar;
pero tras la frontera está su hogar,
su mundo y su ciudad.

Piensa que la alambrada sólo es
un trozo de metal
algo que nunca puede detener
sus ansias de volar.

En la tarde del 5 de febrero de 1989, disparos de soldados de que custodiaban la frontera desde el lado Este cobraban otra víctima, pero esta vez la última, otro joven, de 20 años de edad que soñaba con alcanzar sus sueños, Chris Gueffroy.



 

La imagen de Mugabe se ha ido transformando con el tiempo, al pasar de ser visto inicialmente como un héroe de la independencia a ser acusado de recurrir al fraude electoral y a la represión de los opositores para mantenerse en el poder 

Diario las Americas / Noviembre 15, 2017

El que ha sido presidente de Zimbabue desde hace casi 40 años, Robert Mugabe, se encuentra bajo arresto domiciliario pero está bien, después de que el Ejército tomara el poder, aseguró hoy el jefe de Estado sudafricano, Jacob Zuma, tras hablar por teléfono con Mugabe.

Las Fuerzas Armadas aseguraron hoy en un discurso televisado que han asumido temporalmente el control de Zimbabue para "superar la cada vez peor crisis política, social y económica".

El general de división Sibusiso Moyo, quien hizo el anuncio, aseguró, sin embargo, que no se trata de un golpe de Estado. "En cuanto cumplamos con nuestra misión, esperamos que la situación retorne a la normalidad", agregó Moyo.

La atmósfera era muy tensa hoy en la capital, Harare, donde la oficina de Mugabe y el Parlamento permanecían acordonados por fuerzas de seguridad mientras que por las calles patrullaban tanques.

Cientos de personas asustadas por posibles disturbios hacían cola delante de los bancos para retirar dinero. Pese a que lo niega, los analistas políticos creen que el Ejército ha perpetrado un golpe de Estado.

Testigos aseguraban que también fue detenido el ministro de Finanzas de Zimbabue, Ignatius Chombo. Un grupo de soldados se lo llevó esta mañana, según varios de sus vecinos en Harare. El portón eléctrico de su vivienda fue al parecer forzado con violencia. Según informaciones no confirmadas, otros ministros también fueron arrestados.

Chombo está considerado como uno de los aliados de la primera dama, Grace Mugabe, de 52 años, en la carrera por la sucesión de su marido, Robert Mugabe, quien había anunciado su decisión de postularse para otro mandato en 2018. La cúpula de las Fuerzas Armadas se opone, sin embargo, a que asuma el poder la esposa del presidente, de 93 años.

El Ejército de Zimbabue llamó a todas las fuerzas de seguridad a cooperar con los militares en interés del país, al tiempo que Zuma urgió a las Fuerzas Armadas zimbabuenses a "no hacer cambios inconstitucionales en el Gobierno".

Zuma, que también habló en representación de la Comunidad de Desarrollo de África Austral (SADC, por sus siglas en inglés), exigió a los militares y al Gobierno que "resuelvan amigablemente el impasse político" en medio de "la calma y la contención".

Para ayudar a resolver la crisis de manera pacífica, Zuma anunció que viajarán al país vecino la ministra de Defensa sudafricana, Nosiviwe Mapisa-Nqakula, y el ministro de Seguridad, Bongani Bongo, para reunirse con el presidente y la cúpula militar.

En Bruselas, la Unión Europea se mostró preocupada por la lucha de poder en Zimbabue e hizo un llamamiento a buscar una salida pacífica. "Instamos a todos los actores participantes a que apuesten por el diálogo en vez de por la confrontación", declaró una portavoz de la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini.

Testigos aseguraron que durante la pasada noche se habían producido al menos tres fuertes explosiones en Harare y que también habían oído disparos. Las embajadas de Estados Unidos y el Reino Unido pidieron a sus conciudadanos que extremen su precaución y permanezcan en sus casas. La legación estadounidense anunció que permanecería cerrada este miércoles.

La crisis política en Zimbabue por la sucesión de Mugabe se agudizó la semana pasada, después de que el presidente destituyera al vicepresidente y eventual sucesor Emmerson Mnangagwa. El Ejército siempre había actuado como fiel aliado de Mugabe, pero también defendía a Mnangagwa, considerado como un aliado del jefe militar, general Constantino Chiwenga. Ambos lucharon junto con Mugabe contra el régimen de minoría blanco que detentaba el poder en la entonces República de Rhodesia y antigua colonia británica hasta 1980.

Según el índice de Naciones Unidas, Zimbabue, de unos 15 millones de habitantes, es actualmente uno los países más pobres del mundo. La política de Mugabe hundió al país, conocido antiguamente como el "granero" de África, en una profunda crisis económica, con una de las mayores tasas de inflación en el mundo y una moneda nacional colapsada.

FUENTE: EFE