Novedades:
Cargando...

Cuba, el Jihad y los Estados Unidos






La filosofía dogmática religiosa islamita de los guerrilleros radicales de la Guerra Santa del Jihad (Al Qaeda-Isis) establece como “deber sagrado de los musulmanes el exterminio de los infieles por medio de la decapitación sin juicios previos”.

Esta coincide con la filosofía dogmática política marxista-leninista de los guerrilleros radicales de Fidel Castro y el Che Guevara en las décadas de los años 50, 60 y 70 que estableció el exterminio de sus enemigos por medio de los fusilamientos sin juicios previos.

Ambas son ideologías retrógradas, barbáricas, que pretenden devolver al hombre civilizado a la Edad Media practicando el miedo inducido, utilizando la violencia extrema y el terror sin límite, convirtiéndolos en bestias programadas e  insensibles para sus fines; unos por medio del cuchillo filoso y otros por medio del fusil artero.


Las pruebas irrefutables son los cientos de personas decapitadas sin previo juicio, públicamente, en Iraq y Siria por los guerrilleros de ISIS (Estado Islámico de Iraq y Siria) y, de igual forma, los cientos de fusilados sin previo juicio (201 propiamente documentados), en las prisiones de Cuba, por órdenes del Che Guevara, tristemente apodado el Chacal de la Cabaña.

El embargo de Estados Unidos a Cuba

El motivo principal del embargo comercial y diplomático impuesto y sostenido por las diferentes administraciones (10) norteamericanas, firmado por el presidente Lyndon Johnson el 20 de enero de 1964, fue de castigo al régimen cubano por la confiscación de las propiedades norteamericanas en la Isla sin la debida indemnización; no fue de castigo al pueblo cubano, en realidad fue para que el régimen de Cuba respetase las Leyes Comerciales Internacionales establecidas al respecto y pagara las propiedades, lo que no ha hecho hasta el día de hoy.

El motivo secundario fue dar un ejemplo, para demostrar a los pueblos de América Latina y el Caribe que una revolución totalitaria, marxista-leninista, a noventa millas de los E.U., estaba condenada a un rotundo fracaso sin el apoyo del gobierno norteamericano.

Además, el embargo durante cincuenta y seis años ha sido por las violaciones continuas y sistemáticas a lo que establece la "Declaración Universal de los Derechos Humanos" y la "Carta Democrática Interamericana", lo que es necesario y moral como consecuencia del embargo a la democracia, a la libertad y a la dignidad humana por el apartheid social que le ha impuesto a su vez el régimen cubano al pueblo de Cuba durante más de medio siglo.

Entendemos que el embargo comercial impuesto y sostenido deberá seguir siendo impuesto y sostenido por las administraciones norteamericanas venideras como "instrumento de presión para el cambio político civil propio y genuino" del pueblo cubano hasta que logre la Libertad Total, la Democracia Liberal y la Economía de Mercado.

¿Por qué el embargo debe continuar?

El embargo debe continuar porque ningún otro país de Latinoamérica o del Caribe se ha atrevido a incautar propiedades norteamericanas o extranjeras sin una remuneración apropiada.

El régimen cubano recibió su primer subsidio al incautar todos los bienes de los ciudadanos y todo el patrimonio nacional cubano, a su alcance; cuanta pintura célebre, cuanta colección histórica de valor, cuanta escultura importante, etc, fueron canjeados por equipo, armamento y entrenamiento de la U.R.S.S. para satisfacer los gastos guerreristas regionales, expansionistas y su desgobierno.

Después de la cancelación del segundo subsidio a Cuba, debido a la debacle de la Unión Soviética, el régimen cubano se vio obligado a reducir sus Fuerzas Armadas de opresión ciudadana y expansionistas por presiones económicas.

Luego de más de una década del tercer subsidio petrolero de Venezuela al régimen cubano, éste no ha logrado producir bienes de consumo suficientes para sufragar un crecimiento sostenible y el “mantengo” populista.

La ruina económica y moral del régimen cubano después de más de medio siglo de su imposición y de múltiples subsidios sin éxitos es más que un ejemplo para que todos los países del Caribe y América Latina comprendan que la filosofía castrista está obsoleta y que es una utopía incuestionable.

El cambio que está sufriendo el régimen cubano de un Sistema Totalitario a un Sistema Autoritario de gobierno (Socialismo del Siglo XXI), al aceptar relaciones comerciales, diplomáticas y concesiones del país catalogado como su enemigo irreconciliable, al que trató de destruir con su ideología marxista-leninista y con los misiles soviéticos, nos indica el fracaso definitivo de la revolución cubana como faro de luz económica y social que pretendía ser para los sectores populares de América Latina y el Caribe y un logro incuestionable de la imposición del embargo comercial por las distintas administraciones norteamericanas.

Comentarios de actualidad

Hoy, el régimen cubano le da la espalda a su aliado, el gobierno Venezolano, y pretende ser subsidiado por cuarta ocasión pero esta vez por el Depto. de Estado Norteamericano, como su último recurso para sostener el poder porque otros posibles proveedores no existen.

Paradójicamente, la administración actual norteamericana no quiere reconocer la ejecutoria negativa de más 50 años del sistema castrista con respecto a las violaciones repetidas a la dignidad humana y a los derechos humanos fundamentales del pueblo cubano y al consenso de las diez administraciones anteriores.

La iniciativa de la administración actual norteamericana y apoyada por los “tontos útiles” (seguidores, oportunistas, colaboradores, simpatizantes, curiosos, desconocedores, etc) del régimen de la Habana, a través del restablecimiento de relaciones comerciales y diplomáticas, entendemos que es incorrecta y tan inmoral como el perdón que le otorgó la actual administración, unilateralmente, a los guerrilleros expresos del Jihad, excombatientes talibanes de la prisión de Guantánamo, que actualmente se han unido, una vez mas, a la Guerra Santa contra nuestros valores y principios tradicionales.

El régimen cubano, ISIS y todas las organizaciones de ideologías radicales políticas y/o religiosas han proclamado dichas concesiones como una victoria para sus doctrinas fundamentalistas.

La iniciativa privada gestionada tiene la intención de facilitarle un escape al sistema totalitario cubano de espalda a la opinión de la población civil, a los opositores y a los disidentes internos del pueblo cubano para anularlos, dejarlos “huérfanos” de "herramientas de presión para el cambio civil político,  propio y genuino" contra el embargo interno que mantiene el régimen cubano al pueblo oprimido.

La realidad es que el mensaje enviado al mundo, por ambos gobiernos, es que solamente ellos dos van a decidir el futuro político de Cuba; lo cual es inaceptable para los cubanos libres, dentro y fuera de la Isla, que practicamos la noviolencia, el respeto a los derechos humanos y a la libre determinación de los pueblos; que creemos en la justicia, la democracia liberal y en la economía de Mercado.

La historia los juzgará a todos por la influencia y los resultados de esta iniciativa privada en el futuro desarrollo económico y político de los países de América Latina y el Caribe.

Todos los que creen que esta gestión es positiva para el futuro del pueblo cubano y de los pueblos del mundo civilizado deben saber que todas las doctrinas dogmáticas radicales políticas y religiosas, no evolucionan, no son reformables, son incuestionables; lo único que las puede desviar definitivamente de sus dogmas inflexibles son las guerras frontales, los embargos sostenidos o los Movimientos Sociales Noviolentos Inteligentes de sus pueblos; porque están dirigidas por fanáticos radicales que no respetan las creencias ajenas, no tienen escrúpulos y entienden las concesiones como señales de debilidad del enemigo.

Estos fanáticos solo aceptan desviaciones transitorias en sus dogmas por periodos especiales, por conveniencias para depurarse, ganar tiempo o dinero.

Luego, cuando las causas de los periodos especiales desaparecen, gradualmente, los dirigentes regresan a sus doctrinas radicales fundamentalistas, que no aceptan rectificaciones.

Moraleja

La historia no absolverá a los guerrilleros del Jihad de ISIS o de Al Qaeda, ni tampoco absolverá a los guerrilleros marxistas-leninistas de la revolución cubana, por ir en contra de la naturaleza humana y de su evolución.

La historia absolverá a los cientos de miles de cubanos exiliados de conciencia, por vaticinar la doctrina marxista-leninista de la revolución colectivista cubana impuesta como una inopia intolerante, abandonando su patria en busca de paz, libertad y respeto para sus derechos fundamentales, los de sus familia y los de sus descendientes en las tierras libres de otros; desde hace varias décadas, dejando y arriesgándolo todo sin regreso, hasta que las causas de su éxodo desaparezcan, hasta que en Cuba rija un Estado de Derecho.

No hay peor ciego que el que no quiera ver… ni peor sordo que el que no quiera escuchar… ni peor entendedor que un fanático radical.

Para mayor información, conoce a los humanos que liberan, por el respeto a los derechos humanos universales y el apoyo a la Noviolencia.         

0 comentarios:

Publicar un comentario